Barrer, colgar la ropa afuera y otros 4 errores que te dan alergia (sin que lo sepas)

Los que sufren permanentemente de cuadros alérgicos se sentirán identificados cuando mencionamos que en diferentes épocas del año percibimos algo en el aire que nos hace llorar, nos hace gotear la nariz y nos hace iniciar una cadena interminable de estornudos.

Nada de ello se da sin un motivo aparente. En los cambios estacionales, como a principios del otoño o en el comienzo de la primavera, estamos frente a una mayor exposición a sustancias suspendidas en el aire como el polen.

Muchas personas quizás ni siquiera lo perciben, pero para quienes sufren rinitis alérgica esos días su cotidiano se modifica por completo

«No estoy llorando, hay algo en el aire»

En el «Manual para entender la alergia» de delhospital ediciones, la editorial delInstituto Universitario del Hospital Italiano de Buenos Aires, un especialista nos explica qué es la rinitis alérgica (RA) y cómo se puede tratar.

En primer lugar, se estima que esta condición afecta a entre el 10% y el 25% de la población mundial (niños y adultos) y que en América Latina tiene una prevalencia del 6,6%, según la encuesta alergias de Latinoamérica (AILA), que es el primer gran relevamiento sobre la situación de rinitis en la región.

En Argentina, en el 4% de los hogares hay una persona con diagnóstico de rinitis alérgica, lo que equivale a decir que en el país 1,4 millones de personas padecen la enfermedad.

Qué es la rinitis alérgica

Según Claudio Parisi, el pediatra especialista en alergias, la RA es la reacción desmedida que se desencadena en el organismo cuando entra en contacto con los alérgenos, que son las sustancias que la disparan. «Provoca la inflamación de las membranas mucosas de la nariz y causa estornudos frecuentes, congestión y goteo nasal, lagrimeo y/o picazón en nariz, ojos y garganta, entre otros síntomas», explica en el manual.

La RA puede manifestarse a cualquier edad, pero lo más frecuente es que se inicie durante la infancia. Si bien no pone en riesgo la vida de quienes la padecen, tiene un impacto importante en la calidad de vida. «Puede perjudicar de manera significativa sus actividades cotidianas al no permitir un buen descanso. También puede disminuir su capacidad de concentración y afectar así la productividad en el trabajo, el rendimiento escolar e incluso las relaciones sociales», explica Parisi.

Además, los efectos de la rinitis alérgica generan altos costos sanitarios si se tiene en cuenta lo que conlleva las frecuentes visitas al médico y los tratamientos farmacológicos requeridos.

Tipos de alergia

Según el especialista, no todos los pacientes reaccionan ante los mismos disparadores. Algunos son sensibles a alérgenos estacionales, otros a alérgenos perennes y otros a ambos.

  • Sensibles a los alérgenos estacionales: según las estadísticas, un 20% de los pacientes con RA tienen este tipo, al que también se suele llamar «fiebre del heno». Los síntomas aparecen durante la primavera o el comienzo del otoño, donde la presencia del polen en el aire es más elevada.
  • Sensibles a los alérgenos perennes: este tipo de alergia también es llamado «de ambientes interiores» y las personas que lo padecen son afectados por disparadores típicos de espacios cerrados como los ácaros del polvo, las esporas de moho y la caspa de animales domésticos. Se estima que afecta aproximadamente al 40% de los pacientes con RA.
  • Sensibles a los alérgenos estacionales y a los perennes: el 40% restante de las personas con RA padecen ambos tipos de alergias. Suelen tener síntomas todo el año, que por lo general empeoran en otoño o primavera o en ambos períodos

¿Cuál es el tratamiento de la rinitis alérgica?

Según se establece en el manual, el principal objetivo del tratamiento es restablecer la calidad de vida del paciente, lo que se logra controlando los síntomas de la alergia respiratoria. «Esa es la mejor forma de evitar complicaciones (sinusitis, otitis o trastornos del sueño). Tambien se busca recuperar la función nasal (más allá del sentido del olfato, la nariz cumple funciones importantes, como preparar el aire que llega a los pulmones: lo calienta, lo filtra y lo humedece)», explica el especialista.

Si te preguntas cómo curar la rinitis alérgica definitivamente, Parisi sintetiza: «A veces, no es posible evitar los alérgenos que desencadenan la reacción o eso no es suficiente para controlar los síntomas de la RA. Entonces, el médico puede recetar productos farmacológicos como antihistamínicos orales, corticoides, descongestivos y/o inmunoterapia específica (vacunas)», sintetiza Parisi.

Cómo prevenir la alergia

Para poder prevenir la aparición o agudización de los síntomas de la RA, la principal recomendación del manual tiene que ver con identificar los alérgenos de la enfermedad.

Una vez identificados, el objetivo es intentar evitarlos. Si bien es difícil escapar al polen y al moho, el especialista enumera ciertos recaudos que se pueden tomar para minimizar la exposición a estos alérgenos:

  • Mantener (dentro de lo posible) las ventanas cerradas y usar el aire acondicionado en primavera y verano. Encender el aire en el automóvil también ayuda.
  • Si se es alérgico a los ácaros, lo ideal es no usar escoba ni escobillón al barrer, si no pasar la aspiradora o un trapo húmedo con frecuencia y mantener la casa libre de polvo.
  • No tener alfombras ni cortinas (preferentemente) ya que acumulan polvo.
  • No colgar la ropa afuera para que se seque, ya que polen puede adherirse a toallas y sábanas.
  • El aire del exterior suele contener más polen y moho entre las 5am y las 10am, por lo tanto una buena idea es no hacer las actividades al aire libre temprano a la mañana.
  • Evitar el contacto con animales domésticos o cepillar con frecuencia a las mascotas.


Deja un comentario