El dolor del infarto aparece de maneras muy diferentes: conoce las 8 más inusuales

El malestar, el hormigueo en el brazo izquierdo y los dolores fuertes en el pecho son los signos más obvios y conocidos de un infarto. Pero esta alteración cardíaca puede provocar síntomas bien diferentes y que no siempre están relacionados a problemas en el corazón.

Síntomas inusuales del infarto

Además de la puntada en el pecho y la molestia en el brazo, los otros síntomas que pueden indicar un ataque al corazón incluyen dolor en la espalda, los hombros, la mandíbula, dolor en el pecho después del ejercicio, náuseas y vómitos, sudores fríos o sudoración intensa, sensación de ardor en el estómago e incluso exceso de gases.

En el caso de la acumulación de gases intestinales, ocurre una distensión en el esfínter que queda entre el esófago y el estómago y causa dolores similares al malestar estomacal y exceso de gases.

De acuerdo con el gastroenterólogo Guilherme Andrade, del Hospital 9 de Julio en San Pablo, en algunos casos el dolor causado por gases puede generar molestias en el hombro izquierdo y en la espalda, algo parecido a lo que sucede durante el infarto.

El especialista explica que estar atento a los síntomas secundarios del ataque al corazón es de gran importancia para definir el grado de peligro del dolor que se siente. En el caso de exceso de gases, por ejemplo, nunca hay fiebre, sangrado, vómito, ansiedad y falta de aire. Estas señales indican que la sensación de aprieto en el pecho puede ser un infarto.

Un artículo científico publicado en Annals of Internal Medicine mostró que los síntomas de ataque al corazón pueden ocurrir hasta un mes antes o el mismo día del infarto. Depende de cada persona.

De acuerdo con el estudio, el 93 % de los pacientes evaluados presentaron síntomas recurrentes un día antes del ataque al corazón. Las dos señales más frecuentes identificadas por los investigadores fueron desmayos y palpitaciones.



Deja un comentario