fbpx

La importancia de cuidar tu piel

¿Conoces el dicho de que los ojos son el espejo del alma? Lo mismo pasa con la piel, ya que es un reflejo de tu estado de salud.

La piel tiene un papel importante en la protección y el control de la temperatura corporal: nos defiende del sol, las infecciones y otros daños físicos. Por ello, si tienes la piel seca, no podrá llevar a cabo estas funciones de forma correcta.

La dieta y la salud cutánea

Tu piel es el órgano más grande del cuerpo, formado por millones de células. Es importante que le proporciones los nutrientes y la hidratación que necesita. Si tu nivel de hidratación no es el adecuado o no tienes una dieta variada y equilibrada, con el aporte suficiente de determinadas vitaminas, minerales y otros nutrientes como ácidos grasos esenciales, tu piel lo reflejará.

Esto provocará un aspecto seco y descamado o padecerás sarpullidos con granos. En concreto, las vitaminas A, C, E, B2 y B3 son importantes para la salud cutánea, por lo que tener una dieta variada es crucial para mantener la piel sana y funcional ya que esos nutrientes se encuentran en diversos alimentos. 

Mantén tu piel hidratada
Alrededor del 60 % de nuestro cuerpo es agua, y es muy importante para las funciones celulares y corporales mantener un equilibrio. Es decir, la cantidad de agua que le suministramos debe ser la misma que la que pierde.

Es recomendable que bebas la suficiente cantidad de agua todos los días para que la orina sea de un color claro. Para la mayoría de personas esto equivale a 1,5-2,0 litros de agua al día.

Cuando se deshidrata, la piel se vuelve áspera al tacto y, cuando la estiras, no recupera su forma del mismo modo que una piel sana y bien hidratada. Cuando está seca, tampoco es capaz de proporcionar su función de barrera, ni de protegernos de diversos alérgenos y agentes causantes de irritación, por lo que se inflama, pica y presenta molestias.

Solicita asistencia médica gratis

¡En Farmacia La Buena cuidamos de ti y de los tuyos!, envíanos tus datos para agendar una cita con un profesional de la salud.